Participó la Charrería en el Desfile Militar 2017


  • El agrupamiento charro desfiló como orgullo del deporte nacional
  • Presentó sus respetos al Presidente Enrique Peña Nieto

La Charrería cumplió de nueva cuenta su cita en el tradicional Desfile Militar del 16 de Septiembre, aniversario del inicio de la guerra de Independencia de México, en la capital de la República.

El contingente charro estuvo formado por más de 65 binomios de la Asociación Nacional de Charros y de la Federación Mexicana de Charrería A.C., ambas encabezadas por sus respectivos presidentes.

En el marco del 207º Aniversario de la gesta de Dolores, las fuerzas armadas de nuestra nación presentaron sus respetos ante el Presidente de la República, licenciado Enrique Peña Nieto, quien estuvo acompañado en el balcón presidencial por los secretarios de la Defensa, General de División DEM Salvador Cienfuegos Zepeda, y de Marina, Almirante DEM Vidal Francisco Soberón Sanz, además de otras personalidades.

En este desfile se conmemoró también el centenario de la Constitución Política de 1917, el centenario de la nacionalización de la Marina (tanto mercante como de guerra) y los 120 años de vida de la Heroica Escuela Naval Militar.

El agrupamiento representativo del deporte nacional fue encabezado en esta ocasión por la Asociación Nacional de Charros.

Posteriormente hizo su presentación en la Plaza de la Constitución el contingente de la Federación Mexicana de Charrería A.C. con una escolta digna de mención: el abanderado, Ricardo Zermeño Barba, escoltado por cinco damas charras ataviadas de china poblana.

Cuatro de ellas fueron reinas nacionales de esta Federación, Valeria Coutiño Stackpole, Melisa Castruita Castillo, Gabriela Basurto Estrada y Ana Victoria Zermeño de la Torre; completando la escolta, María Malo Véliz, la futura soberana del deporte nacional, que será coronada en próximas fechas.

El estandarte de la FMCH lo portó Leonardo Dávila Blanco, y detrás desfiló la actual reina nacional, SGM Melissa Alejandra I, seguida por el consejo directivo nacional que encabezó el ingeniero Leonardo Martín Dávila Salinas, presidente de este organismo.

Con gallardía e ímpetu, los charros y escaramuzas, provenientes de los estados de Querétaro, México, Hidalgo, Jalisco, Coahuila, San Luis Potosí y Ciudad de México, se presentaron ante el pueblo de México en el cierre de la columna de esta parada militar, rememorando con su paso a la sociedad mexicana que, a lo largo de la historia, sus antepasados dieron sus vidas por la libertad, la independencia y la unión de esta gran nación.

La Charrería cautivó nuevamente al público que llenó el también llamado Zócalo capitalino, robando la mirada de chicos y grandes, civiles y militares, así como del cuerpo diplomático invitado a presenciar uno de los eventos más importantes de nuestro país.

Este Desfile Militar fue comandado por el General de División DEM Gilberto Hernández Andreu, subsecretario de la Defensa Nacional, participando un total de 57 banderas, 18,288 elementos de las Fuerzas Armadas, Policía Federal, Bomberos de la Ciudad de México y Charros; además desfilaron 35 niños (soldados y marinos honorarios), 46 canes, 326 semovientes, 267 vehículos y 66 aeronaves.

Previo al arranque de la parada militar, los charros, escaramuzas y sus familiares fueron recibidos por el presidente nacional en el patio del ExConvento de Montserrat para degustar la tradicional «tamaliza», en donde el ingeniero Dávila Salinas reafirmó el compromiso que la Charrería tiene para con la sociedad mexicana, ratificando el por ser parte de las fuerzas armadas y ratificando que “Pueblo somos y a México servimos”.


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *