Don Salvador Álvarez Díaz se ha convertido la tarde de este miércoles como nuevo integrante del Salón de la Fama de la Federación Mexicana de Charrería, como un justo homenaje a su trayectoria charra y la impronta que dejó en este deporte al ser el creador de la categoría del Charro Mayor.

El anuncio de la inscripción de este caballero corrió a cargo del ingeniero Leonardo Dávila Salinas, presidente de la Federación Mexicana de Charrería, la tarde de este miércoles en el lienzo charro Monumental, en el curso de la segunda competencia de la jornada en el LXXIV Congreso y Campeonato Nacional Charro Zacatecas 2018 “Licenciado Carlos Mier Macías”.

Don Salvador Álvarez Díaz, gran entusiasta de la charrería en la comarca lagunera, fue impulsor de la tradición mexicana y destacado charro; así lo demuestran los siete campeonatos nacionales que obtuvo en las faenas de colas, pial de ruedo y manganas a caballo. Conquistó, además, tres coronas nacionales con el equipo de sus amores, los Charros de La Laguna de Durango.

Dentro de los grandes aportes que don Salvador Álvarez realizó a la charrería fue la implementación de la categoría de Charros Mayores, la que permite que los charros mayores de 45 años puedan seguir activos y practicando el deporte nacional.

Don Salvador formó una familia cimentada en los valores charros, y hoy sus nietos siguen la tradición mexicana al igual que sus hijos, quienes este 31 de octubre gustosos recibieron de manos del presidente de la Federación la placa conmemorativa a su ingreso al Salón de la Fama.

En su oportunidad, el ingeniero Leonardo Dávila manifestó que en esta administración se le seguirá rindiendo “Honor a quien Honor merece”, además de recalcar que le honra poder ingresar al Salón de la Fama a un destacado personaje que tanto ha querido y respetado a la charrería.

 

DON SALVADOR ÁLVAREZ DÍAZ

Nació el 17 de diciembre de 1925 en Torreón, Coahuila, sus padres fueron don Rafael Álvarez Delgadillo y doña Mónica Díaz Godínez.

Contrajo nupcias con la señora María Elena Cruz Barba, con quien procreó a sus hijos: Martha, Salvador, Rafael, Francisco, Mónica y Juan Carlos, a quienes les inculcó el amor a la Charrería, herencia que ha trascendido con sus nietos y biznietos.

Su trayectoria charra le ha valido ser condecorado con las preseas Espuela de Plata y Espuela de Oro por parte de la Federación Mexicana de Charrería por sus siete campeonatos nacionales en las suertes de colas, pial de ruedo y manganas a caballo, además de haber logrado tres títulos nacionales con el equipo Charros de La Laguna.

Ha recibido innumerables reconocimientos por su labor empresarial en el sector pecuario y alimenticio a nivel nacional.

Su mayor legado a este deporte es la creación de la categoría del CHARRO MAYOR, en el año de 1980, fomentando que los competidores con edad superior a 45 años continúen vigentes practicando la Charrería.

Un hombre visionario, respetuoso, cabal, honorable y sincero, con un gran pundonor charro, UN MEXICANO EJEMPLAR.  

 

Como La Laguna, ninguna

En el ámbito deportivo, los Charros de La Laguna de Durango volvieron por sus fueros y con 343 puntos, consiguieron una extraordinaria victoria en la penúltima charreada eliminatoria de este miércoles, asegurando un sitio en la ronda de cuartos de final.

Con menor calificación se encuentran en la pelea los equipos Tres Ases “Villa Oro” de Querétaro, con 286 unidades, y Rancho La Necedad “B” de Puebla con 282, a la espera de los resultados de la última competencia de la etapa preeliminar.

Sin fortuna las escaramuzas que actuaron en la segunda competencia de este miércoles, donde la mejor fue la Herradura de Tepotzotlán del Estado de México con promedio de 289.66 puntos, ante los 241.66 buenos de Artesanía Mexicana, proveniente de California, Estados Unidos de América.

La Herradura de Tepotzotlán presentó en puntas a la capitana, Sofía Silva Guardiola, logrando un arrastre de 13.75 metros en dos tiempos, si bien Begoña Díaz Barriga dejó más de tres tiempos.

Los ejercicios de su rutina tienen una base de 304, ganando otros 42 adicionales y sumaron 15 en las puntas, marcando a continuación 71.33 infracciones, para finalizar su actuación en la máxima fiesta charra con 289.66 puntos.

Artesanía Mexicana es una escaramuza que pertenece a la asociación de charros Guadalupana de Pegueros de California, Estados Unidos de América, presentando  en puntas a Virginia Padilla Trejo e Isabella Ornelas Méndez, ambas dejando más de tres tiempos.

Su rutina también comenzó con 304 de la suma base de los ejercicios y adicionales anotaron 42 más cinco unidades en las puntas. Les sancionaron 109.33 infracciones, obtieniendo una calificación final de 241.66 puntos.

 

Emociones al por mayor

Los Charros de La Laguna de Durango tuvieron como inicio la cala de caballo de Miguel Ángel Vega de 26 unidades, un pial de 18 que cuajó Miguel Zamora, y entre sus compañeros colearon para totalizar 87, siendo 32 de Héctor Arreola, 29 de Lauro Mijares y 26 de Miguel Vega.

Jineteada de toro de Juan José Farías para anotar 14, Miguel Zamora no tuvo dificultades para acertar el lazo cabecero de 31 y Miguel González cuajó el pial en el ruedo de 29 con el que completaron la suerte de la terna en muy corto tiempo.

Carlos Martínez cooperó con 20 unidades en la monta de yegua, Héctor Arreola metió a su equipo en la pelea con dos manganas a pie, de 23 y 24 más dos adicionales, y Miguel Zamora aseguró la clasificación con otro par de aciertos a caballo, de 23 cada una y dos del tiempo ahorrado, Ezequiel Márquez redondeó la faena con los 21 de su paso de la muerte, alcanzando una soberbia victoria con 343 puntos.

Tres Ases “Villa Oro” de Querétaro iniciaron con cala de caballo de 39 unidades de Antonio Díaz Paz, restaron cuatro en piales y en colas totalizan 66 buenos, siendo 26 de Xavier González, 25 de Rodrigo Vera y 15 de Efraín Alvarado.

Muy buena la monta de toro de Antonio Castillejas, y entre Mario y Diego Muñoz se encargaron de completar la terna en el ruedo con sus respectivos lazos de 28 y 27 puntos.

No le reparó la yegua a Eduardo Mendieta y aportó 10 tantos, una mangana a pie de 23 de Diego Muñoz, otras dos a caballo de 26 y 24 de Mario Muñoz, que agregó otros tres del tiempo no utilizado, y 21 del paso de la muerte de Efraín Alvarado, para sus 286 puntos.

Rancho La Necedad “B” de Puebla no tuvo buen inicio ya que le fue descalificada la cala de caballo de Carlos Maurer Espinoza, sin piales y sumaron puntos buenos hasta las colas, con 72 tantos, siendo 37 de Salvador Camarena, 23 de José Blasco Z. y 12 de Jorge Blasco F.

Alexander Flores jineteó al toro y ganó 16 unidades, lazo cabecero de Jorge Franco de 28, sosteniéndolo para que Juan Jesús Lugo se encargase de completar la suerte de la terna con su pial en el ruedo de 29 puntos.

La monta de yegua fue de Hugo Reyes y cumplió con 19 buenos, dando paso a las tres manganas a pie con que José Blasco enloqueció al respetable, siendo dos de 21 y la restante de 23 con dos adicionales; una más a caballo de 30 de Jorge Franco, y alcanzaron a ubicarse en zona de clasificación con un extraordinario paso de la muerte de 27 unidades de Hugo Reyes, para sus 282 puntos.

Héctor Arreola acertando una de sus manganas a pie por los Charros de La Laguna
Héctor Arreola acertando una de sus manganas a pie por los Charros de La Laguna
Antonio Díaz Paz consiguió cala de caballo de 39 puntos para Tres Ases "Villa Oro"
Antonio Díaz Paz consiguió cala de caballo de 39 puntos para Tres Ases “Villa Oro”
Heroico paso de la muerte del valiente Hugo Reyes, integrante de Rancho La Necedad "B"
Heroico paso de la muerte del valiente Hugo Reyes, integrante de Rancho La Necedad “B”
Buena la sincronización en la ejecución de este ejercicio por la escaramuza Herradura de Tepotzotlán
Buena la sincronización en la ejecución de este ejercicio por la escaramuza Herradura de Tepotzotlán